Volver a la lista

CLIMATIZACIÓN: información y consejos de utilización

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Consejos de utilización

En algunos casos, (aire acondicionado parado, reciclaje de aire activado, velocidad de ventilación nula o débil, etc.) se puede constatar la aparición de vaho en los cristales y el parabrisas del vehículo.

En caso de vaho, utilice la función «ver claro» para eliminarlo y después utilice preferentemente el aire acondicionado en modo automático para evitar que se forme.

Consumo

Es normal que se aprecie un aumento del consumo de carburante (sobre todo en tráfico urbano) durante la utilización del acondicionador de aire.

Para los vehículos equipados con aire acondicionado sin modo automático, detenga el sistema cuando ya no lo necesite.

Consejos para minimizar el consumo y por lo tanto ayudar a preservar el medio ambiente

Circule con los aireadores abiertos y con los cristales cerrados.

Si el vehículo permanece estacionado cuando hace mucho calor o a pleno sol, piense en ventilar durante unos minutos para eliminar el aire caliente antes de arrancar.

Conservación

Consulte el manual de mantenimiento de su vehículo para conocer las periodicidades de control.

Anomalías de funcionamiento

En general, en caso de anomalía de funcionamiento, consulte a un Representante de la marca.

- Escasa eficacia en lo que respecta al deshielo, desempañado o aire acondicionado.

Esto puede deberse a la suciedad del cartucho del filtro del habitáculo.

- No hay producción de aire frío.

Verifique el buen posicionamiento de los mandos y el correcto estado de los fusibles. Si no, detenga el sistema.

Presencia de agua debajo del vehículo

Tras una utilización prolongada del aire acondicionado, es normal constatar la presencia de agua procedente de la condensación debajo del vehículo.

Vehículos equipados con modo ECO

Una vez activado, el modo ECO puede reducir el rendimiento de la climatización. Consulte el apartado «Consejos de conducción, ecoconducción» en el capítulo 2.

No introduzca nada en el circuito de ventilación del vehículo (en caso de mal olor por ejemplo...).

Existe un riesgo de deterioro o de incendio.

Utilice el sistema de climatización con regularidad, incluso en tiempo frío, haciéndolo funcionar al menos una vez al mes durante un tiempo aproximado de 5 minutos.

No abra el circuito de fluido frigorígeno. Es peligroso para los ojos y para la piel.

El circuito de fluido refrigerante puede contener gases fluorados de efecto invernadero.

Según el vehículo, encontrará la siguiente información en la etiqueta A pegada dentro el compartimiento del motor.

La presencia y el emplazamiento de la información de la etiqueta A dependen del vehículo.

Ñ Tipo de fluido frigorígeno

Tipo de aceite en el circuito de climatización

Producto inflamable

Consultar el manual de utilización

Conservación

Cantidad de fluido frigorígeno presente en el vehículo.

x,xxx kg

Potencial de calentamiento global (GWP) (equivalente a CO2).

GWP xxxxx

Cantidad en peso y en equivalente a CO2.

CO2 eq x,xx t

No abra el circuito de fluido refrigerante. Es peligroso para los ojos y para la piel.

Antes de cualquier intervención en el compartimento del motor, debe quitar el contacto (consulte el apartado «Arranque, parada del motor» en el capítulo 2).