Volver a la lista

VEHÍCULO ELÉCTRICO: presentación

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

El vehículo eléctrico posee características específicas pero funciona de forma similar a un vehículo de motor térmico.

La diferencia fundamental del vehículo eléctrico es la utilización exclusiva de energía eléctrica en lugar de carburante para vehículos de motor térmico.

Por tanto, le recomendamos que lea detenidamente este manual que describe su vehículo eléctrico.

Servicios eléctricos de la gama Z.E.

(según el vehículo)

Su vehículo eléctrico dispone de servicios conectados que permiten conocer y / o activar:

- el estado de carga de su vehículo;

- la programación de la carga de la batería de tracción en función de algunas opciones propuestas;

- la programación del aire acondicionado a distancia (consulte el apartado «Aire acondicionado: activación a distancia» en el capítulo 3);

-...

Puede acceder a estos servicios mediante:

- sistemas informáticos (teléfonos móviles 8, ordenador 9, etc.);

- pantalla multimedia 7.

Si desea más información, consulte el manual del equipo multimedia o póngase en contacto con un representante de la marca.

Además, puede suscribirse a un servicio conectado o prolongarlo: consulte con un Representante de la marca.

Baterías

El vehículo eléctrico posee dos tipos de batería:

- una batería de tracción de «400 voltios»;

- una batería de 12 voltios idéntica a la de un vehículo de motor térmico.

Batería de tracción

Esta batería almacena la energía necesaria para el buen funcionamiento del motor de su vehículo eléctrico. Al igual que las demás baterías, se descarga con el uso y debe recargarse regularmente.

No es necesario esperar a estar en reserva para recargar la batería de tracción.

El tiempo de carga de la batería varía según el tipo de módulo mural específico o de terminal público al que se conecte.

La autonomía del vehículo depende del nivel de carga de la batería de tracción, así como de su estilo de conducción, la temperatura exterior y el tipo de carretera.

Consulte el apartado «Autonomía del vehículo: consejos» en el capítulo 2.

Batería de 12 voltios

La segunda batería, que en su vehículo es una batería de 12 voltios comparable a la que se utiliza en los vehículos térmicos, proporciona la energía necesaria para el funcionamiento del equipamiento del vehículo (luces, limpias, asistencia de frenado, etc.).

El símbolo A hace referencia a los elementos eléctricos de su vehículo que pueden conllevar riesgos para su seguridad.

Circuito eléctrico «40 voltios»

El circuito eléctrico de «400 voltios» se reconoce mediante los cables 4 de color naranja y los elementos marcados con el símbolo .

El sistema de tracción del vehículo eléctrico utiliza una tensión de aproximadamente 400 voltios. Este sistema puede estar caliente durante y después de haber cortado el contacto. Respetar los mensajes de advertencia de las etiquetas presentes en el vehículo.

Cualquier intervención o modificación el sistema eléctrico de 400 voltios del vehículo (componentes, cables, conectores, batería de tracción), quedan rigurosamente prohibidos, debido a los riesgos que pueden presentar para su seguridad. Póngase en contacto con un Representante de la marca.

Se corre el riesgo de sufrir quemaduras graves o choques eléctricos que pueden conllevar la muerte.

Conducción

Al igual que en el caso de un coche con caja de velocidades automática, debe habituarse a no utilizar el pie izquierdo y a no frenar con este.

Al circular, cuando levante el pie del pedal del acelerador o cuando pise el pedal de freno, durante la desaceleración, el motor genera corriente eléctrica que se utiliza para frenar el vehículo y recargar la batería. Consulte el apartado «Económetro» en el capítulo 2.

Caso particular

Tras una carga máxima de la batería y durante los primeros kilómetros de uso del vehículo, el freno motor se encuentra temporalmente reducido. Adapte su conducción convenientemente.

Intemperie, carreteras inundadas:

No circule en una carretera inundada si la altura del agua sobrepasa el borde inferior de las llantas.

El freno motor no puede sustituirse en ningún caso por el pedal de freno.

Molestias al conducir

En el lado del conductor, utilice exclusivamente alfombrillas adaptadas al vehículo, sujetándolas con los elementos preinstalados y comprobando con frecuencia su fijación. No coloque una alfombrilla encima de otra.

Los pedales pueden quedarse atascados.

Ruido

Los vehículos eléctricos son especialmente silenciosos. Es posible que ni usted ni el resto de usuarios de la vía estén habituados a ello. Es difícil oírlo si el vehículo está en movimiento.

Por tanto, le aconsejamos que lo tenga en cuenta y que utilice la bocina para peatones, especialmente en la conducción en ciudad o al realizar maniobras.

Consulte el apartado «Bocina para peatones» en el capítulo 1.

Puesto que el motor es silencioso, escuchará ruidos a los que no está acostumbrado a oír (ruido aerodinámico, neumáticos, etc.).

Cada vez que se quita el contacto, la ventilación se interrumpe al cabo de diez segundos.

Puesto que su vehículo eléctrico es silencioso, cuando salga de él, ponga sistemáticamente el selector de velocidad en P, coloque el freno de mano y corte el contacto.

EXISTE EL RIESGO DE LESIONES GRAVES