APERTURA Y CIERRE DE LAS PUERTAS

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Puertas delanteras

Apertura desde el exterior

Con las puertas desbloqueadas BLOQUEO Y DESBLOQUEO DE LAS PUERTAS, agarre la empuñadura 1 y tire de ella hacia usted.

Apertura desde el interior

Con la puerta desbloqueada, tire de la empuñadura 2.

Como medida de seguridad, las maniobras de apertura/cierre deben hacerse siempre con el vehículo parado.

Alarma de olvido de cierre de un abriente

Según el vehículo, esta alarma se refiere a la puerta del conductor o a todas las puertas.

Con el vehículo parado, si un abriente está abierto o mal cerrado, se enciende un testigo 2.

Durante la circulación, en cuanto el vehículo alcanza aproximadamente 20 km/h se enciende el testigo 2 acompañado de una alarma sonora.

Alarma sonora de olvido de luces

Al abrir la puerta del conductor, una alarma sonora le avisará para indicarle que las luces han quedado encendidas, si se corta el contacto del motor (riesgo de descarga de la batería…).

Particularidad

Según el vehículo, los accesorios (radio, etc.) dejan de funcionar cuando se apaga el motor, se condenan las puertas o se abre la puerta del conductor.

Puerta lateral deslizante

Apertura desde el exterior

Desbloquee la puerta y después tire de la empuñadura 3 y haga deslizar la puerta hacia la parte trasera del vehículo hasta que se bloquee. Para desbloquear las puertas LLAVE, TELEMANDO POR RADIOFRECUENCIA: utilización.

Puerta lateral deslizante lado tapón de llenado de carburante

Según el vehículo, la apertura de la tapa de carburante impide la apertura completa de la puerta lateral corredera. BLOQUEO Y DESBLOQUEO DE LAS PUERTAS.

Seguridad niños

(según el vehículo)

Para imposibilitar la apertura de las puertas traseras desde el interior, gire el tornillo 4 con la llave y cierre la puerta.

Compruebe desde el interior que las puertas quedan condenadas.

La apertura solo podrá realizarse desde el exterior del vehículo.

Recomendaciones relativas a la puerta lateral deslizante

La apertura y el cierre de la puerta debe acompañarse, como para cualquier abriente del vehículo, de las precauciones siguientes:

- asegúrese de que ninguna persona, animal u objeto corra el riesgo de sufrir daños cuando realice esta maniobra;

- utilice única y exclusivamente las empuñaduras interiores y exteriores para accionar la puerta;

- maniobre la puerta con precaución, tanto al abrirla como al cerrarla;

- atención: cuando el vehículo esté aparcado en una pendiente, abra completamente la puerta con precaución hasta su posición de bloqueo;

- asegúrese siempre de que la puerta deslizante esté correctamente cerrada cada vez que el vehículo se ponga en movimiento;

- no utilice el soporte inferior como peldaño.

Apertura desde el interior

Tire de la empuñadura 6 y después haga deslizar la puerta hacia la parte trasera del vehículo hasta que se bloquee.

Cierre desde el interior

Empuje la empuñadura 5 hacia la parte delantera del vehículo hasta el cierre total de la puerta.

Bloqueo manual

Con el botón 7 en posición de desbloqueo, gírelo hacia la parte delantera del vehículo (movimiento A).

Desbloqueo manual

Con el botón 7 en posición de bloqueo, gírelo hacia la parte trasera del vehículo (movimiento B).

Puertas traseras batientes

Apertura de la puerta grande

Con la puerta desbloqueada, tire de la empuñadura 8. Para desbloquear las puertas LLAVE, TELEMANDO POR RADIOFRECUENCIA: utilización.

Apertura de la puerta pequeña

Mueva la palanca 9 para abrir la puerta pequeña.

Apertura máxima de las puertas

Para cada puerta, tire de la paleta 10 para liberar el tirante de puerta. Abra la puerta hasta el final del recorrido.

Cierre manual desde el exterior

Cierre primero la puerta pequeña y después la puerta grande.

Lleve cada una de las puertas a la posición casi cerrada y finalice empujándolas.

En caso de rachas violentas de viento, no deje abiertas las puertas traseras batientes. Riesgo de lesiones.

En caso de estacionamiento en una zona baja de la calzada y si la puerta del maletero está abierta, las luces traseras pueden quedar ocultas. Debe advertir a los demás usuarios de la carretera de la presencia de su vehículo mediante un triángulo de preseñalización u otros dispositivos prescritos por la reglamentación nacional.

Bloqueo manual

Si el telemando no funciona, se pueden bloquear manualmente las puertas traseras.

Con la puerta grande abierta, gire el tornillo 11 (con, por ejemplo, un destornillador plano) y cierre la puerta. Desde este momento, la puerta queda bloqueada desde el exterior.

La puerta solo se podrá abrir desde el interior del vehículo pulsando el interruptor de desbloqueo o con el telemando por radiofrecuencia.

Responsabilidad del conductor durante el estacionamiento o la parada del vehículo

No abandone nunca su vehículo dejando dentro a un niño, un adulto no autónomo o a un animal, aunque sea por poco tiempo.

De hecho, éstos podrían correr peligro o poner en peligro a otras personas al arrancar el motor, al accionar los equipamientos como por ejemplo los elevalunas, o al bloquear las puertas...

Además, cuando hace calor o da el sol, sepa que la temperatura interior del habitáculo sube muy rápidamente.

EXISTE EL RIESGO DE MUERTE O DE GRAVES LESIONES.