Volver a la lista

CONSEJOS DE CONDUCCIÓN, CONDUCCIÓN ECO

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

El consumo de carburante está homologado conforme a un método estándar y reglamentario. Idéntico para todos los constructores, permite comparar los vehículos entre sí. El consumo en uso real depende de las condiciones de uso del vehículo, de los equipamientos y del estilo de conducción. Para optimizar el consumo, consulte los consejos indicados a continuación.

Según el vehículos, usted dispone de diferentes funciones que le pueden ayudar a reducir su consumo de carburante:

- el cuentavueltas;

- el indicador de cambio de velocidad;

- modo ECO;

- la función Stop and Start FUNCIÓN STOP AND START.

Indicador de cambio de velocidad 1

Según el vehículo, a fin de optimizar el consumo, un testigo en el cuadro de instrumentos le indica el mejor momento para subir o bajar de velocidad.

Š meta la marcha superior;

meta la marcha inferior.

Si sigue regularmente este indicador, bajará el consumo de carburante del vehículo.

Modo ECO

El modo ECO es una función que optimiza el consumo de carburante. Influye en ciertas operaciones de conducción (aceleración, cambio de marchas, regulador de velocidad, desaceleración, etc.).

La limitación de la aceleración permite una conducción urbana y periurbana de bajo consumo.

Activación de la función

Pulse el interruptor2.

El testigo 3 aparece en el cuadro de instrumentos para confirmar la activación.

Circulando, es posible abandonar temporalmente el modo ECO para recuperar el rendimiento del motor.

Para ello, pise a fondo y con decisión el pedal del acelerador.

El modo ECO se volverá a activar cuando suelte el pedal del acelerador.

Desactivación de la función

Pulse el interruptor2.

El testigo 3 se apaga en el cuadro de instrumentos para confirmar la desactivación.

Consejos de conducción, conducción ECO

Comportamiento

- Mejor que calentar el motor con el vehículo parado es hacerlo conduciendo suavemente hasta alcanzar la temperatura normal.

- La velocidad cuesta cara.

- La conducción dinámica con aceleraciones y desaceleraciones bruscas y frecuentes resulta cara en cuanto a carburante, por lo que no compensa el tiempo ahorrado.

- No apure el régimen del motor en las marchas intermedias.

Utilice siempre la relación de marcha más elevada posible.

- Evite las aceleraciones bruscas.

- Frene lo menos posible. Si aprecia con suficiente antelación las curvas o los obstáculos bastará con que levante el pie.

- En las subidas, no trate de mantener la velocidad y no acelere más de lo que requeriría sobre terreno llano: conserve el pie sobre el acelerador, preferentemente en la misma posición.

- El doble embrague y el golpe de acelerador antes de parar el motor son innecesarios en los vehículos modernos.

- Intemperie, carreteras inundadas:

No circule en una carretera inundada si la altura del agua sobrepasa el borde inferior de las llantas.

Molestias al conducir

En el lado del conductor, utilice exclusivamente alfombrillas adaptadas al vehículo, sujetándolas con los elementos preinstalados y comprobando con frecuencia su fijación. No coloque una alfombrilla encima de otra.

Los pedales pueden quedarse atascados.

Neumáticos

- Una presión insuficiente aumenta el consumo.

- Ajuste la presión de inflado de los neumáticos para velocidades más altas o la presión recomendada para optimizar el consumo de carburante ECO, que se indica en el canto de la puerta del conductor. PRESIONES DE INFLADO DE LOS NEUMÁTICOS.

- El uso de neumáticos no preconizados puede aumentar el consumo.

Consejos de utilización

- Dé prioridad al modo ECO.

- La electricidad «es petróleo», apague todo aparato eléctrico cuyo uso no sea verdaderamente útil. Pero (seguridad ante todo), encienda las luces en cuanto la visibilidad lo exija (ver y ser visto).

- Utilice preferentemente los aireadores. Circular con los cristales abiertos supone a 100 km/h: +4% de consumo de carburante.

- Evite el llenado de carburante hasta el borde, esto evita que haya desbordamiento.

- En los vehículos equipados con aire acondicionado, es normal que se aprecie un aumento del consumo de carburante (sobre todo en tráfico urbano) durante su utilización. Para los vehículos equipados con un acondicionador de aire sin modo automático, detenga el sistema cuando ya no lo necesite.

Consejos para reducir el consumo y así contribuir a preservar el medio ambiente:

Si el vehículo permanece estacionado cuando hace mucho calor o a pleno sol, piense en ventilar durante unos minutos para eliminar el aire caliente antes de arrancar.

- No conserve el portaequipajes si está vacío.

- Para el transporte de objetos voluminosos es mejor utilizar un remolque.

- Para circular con caravana, piense en utilizar un deflector homologado y no se olvide de regularlo.

- Evite la utilización «puerta a puerta» (trayectos cortos con largas paradas) en los que el motor nunca alcanza la temperatura ideal.