ARRANQUE Y PARADA DEL MOTOR: vehículo con tarjeta

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

La tarjeta debe estar en la zona de detección 1.

Para arrancar:

- en el caso de los vehículos con caja de velocidades automática, coloque la palanca en posición P, pise el pedal de freno y pulse el botón 2;

- en el caso de vehículos con caja de velocidades mecánica, pisar el pedal de freno o de embrague y pulsar el botón 2. Si está metida una velocidad, sólo el hecho de pisar el pedal del embrague permitirá el arranque.

Particularidades

- Si no se satisface una de las condiciones necesarias para el arranque, aparecerá el mensaje «Pisar el freno + START», «Desembragar + START» o «Colocar la palanca en posición P» en el cuadro de instrumentos;

- en algunos casos, será necesario mover el volante mientras se pulsa el botón de arranque 2 para ayudar al desbloqueo de la columna de dirección; el mensaje «Girar el volante + START» se lo recordará;

Nota: en los vehículos equipados con caja de velocidades manual, si se cala el motor, se mostrará el mensaje «Desembragar» en el cuadro de instrumentos. Pise a fondo el pedal del embrague para arrancar de nuevo el motor.

Responsabilidad del conductor durante el estacionamiento o la parada del vehículo

No abandone nunca su vehículo dejando dentro a un niño, a un adulto no autónomo o a un animal, ni siquiera por poco tiempo.

Estos podrían correr peligro o poner en peligro a otras personas, por ejemplo, al arrancar el motor, al accionar equipamientos como los elevalunas o, incluso, al bloquear las puertas.

Además, cuando hace calor o da el sol, sepa que la temperatura interior del habitáculo sube muy rápidamente.

EXISTE RIESGO DE MUERTE O DE GRAVES LESIONES.

Arranque «manos libres» con el maletero abierto

En este caso, no debe dejar la tarjeta en el maletero para evitar cualquier riesgo de pérdida.

Función accesorios

(puesta bajo contacto)

Una vez dentro del vehículo, dispone de algunas funcionalidades (radio, navegación, barrido...).

Para disponer de otras funciones, con la tarjeta en el habitáculo, pulse el botón 2 sin pisar los pedales.

Anomalías de funcionamiento

En algunos casos, la tarjeta manos libres puede no funcionar:

- cuando la pila de la tarjeta está descargada;

- proximidad de un aparato que funciona en la misma frecuencia (pantalla, teléfono móvil, videojuego…);

- vehículo situado en una zona con gran radiación electromagnética.

El mensaje «Situar tarjeta en zona + START» se visualiza en el cuadro de instrumentos.

Pulse el pedal del freno o del embrague y sitúe la tarjeta 4 (por el lado de los botones) sobre la zona indicada 3. Pulse el botón 2 para arrancar el vehículo. El mensaje se apaga.

Condiciones de parada del motor

El vehículo debe estar parado, con la palanca colocada en P para los vehículos con caja de velocidades automática.

Con la tarjeta en el vehículo, pulse el botón 2: el motor se para. La columna de dirección se bloquea al abrir una puerta o al bloquear el vehículo.

Si la tarjeta no está en el habitáculo al intentar parar el motor, se mostrará el mensaje «Tarjeta ausente: realizar presión larga» en el cuadro de instrumentos: pulse el botón 2 durante al menos dos segundos. Si la tarjeta ya no está en el habitáculo, asegúrese de que se puede recuperar antes de mantener pulsado el botón. Sin la tarjeta, no podrá arrancar.

Con el motor parado, los accesorios (radio…) utilizados en este momento siguen funcionando durante 10 minutos aproximadamente.

Al abrir la puerta del conductor, los accesorios dejan de funcionar.

No corte nunca el contacto antes de la parada completa del vehículo. Una vez que el motor se ha parado, dejan de funcionar el servofreno, la dirección asistida... y los dispositivos de seguridad pasiva como los airbags y los pretensores.

Cuando salga de su vehículo, especialmente si lleva consigo la tarjeta, asegúrese de que el motor se encuentra completamente apagado.

Responsabilidad del conductor durante el estacionamiento o la parada del vehículo

No abandone nunca su vehículo dejando dentro a un niño, a un adulto no autónomo o a un animal, ni siquiera por poco tiempo.

Estos podrían correr peligro o poner en peligro a otras personas, por ejemplo, al arrancar el motor, al accionar equipamientos como los elevalunas o, incluso, al bloquear las puertas.

Además, cuando hace calor o da el sol, sepa que la temperatura interior del habitáculo sube muy rápidamente.

EXISTE RIESGO DE MUERTE O DE GRAVES LESIONES.