Volver a la lista

CAMBIO DE RUEDA

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Vehículos equipados del gato y de la llave de la rueda

Si es necesario, retire el embellecedor.

Afloje los tornillos de la rueda mediante la llave de la rueda 1. Apoyándose encima de ella y no tirando hacia arriba.

Coloque el gato 2 horizontalmente; la cabeza del gato debe estar situada imperativamente a la altura del refuerzo de chapa más cercano a la rueda implicada, señalado por una flecha 3.

Comience a abrir el gato con la mano hasta situar su placa de soporte 4 en la ranura ligeramente hendida bajo el vehículo, situada entre las dos muescas 5 y en el sentido de la flecha 3.

Siga abriéndolo para colocar su base correctamente (debe estar metida debajo del vehículo y alineada verticalmente con la cabeza del gato).

Dé algunas vueltas para despegar la rueda.

Active la señal de precaución.

Estacione el vehículo en un lugar apartado de la circulación sobre un suelo horizontal, no deslizante y resistente.

Ponga el freno de parking e introduzca una velocidad (primera o marcha atrás, o en la posición P para las cajas de velocidades automáticas).

Haga que bajen todos los ocupantes del vehículo y que se mantengan alejados de la zona de circulación.

Si el vehículo no está equipado con el gato ni con la llave de la rueda, etc., puede conseguirlos en un Representante de la marca.

En caso de estacionar en el arcén, debe advertir al resto de los conductores de la presencia de su vehículo colocando el triángulo de señalización u otros dispositivos prescritos por la legislación local del país donde se encuentre.

Quite los tornillos y retire la rueda.

Coloque la rueda de repuesto en el eje central y hágala girar hasta que los orificios de fijación de la rueda coincidan con los del eje.

Apriete los tornillos asegurándose de que la rueda está correctamente encajada en su buje.

Baje el gato.

Con la rueda en el suelo, apriete con fuerza los tornillos y ajuste el apriete y la presión de inflado de la rueda de repuesto lo antes posible.

Vehículo equipado con advertencia de pérdida de presión de los neumáticos

En caso de producirse un subinflado (pinchazo, subinflado, etc.), se encenderá el testigo en el cuadro de instrumentos. ADVERTENCIA DE PÉRDIDA DE PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS.

En caso de pinchazo, sustituya la rueda lo antes posible.

Un neumático que haya sufrido un pinchazo debe ser examinado siempre (y reparado si es posible) por un especialista.

No deje nunca las herramientas de cualquier manera en el vehículo: riesgo de que salgan proyectadas en caso de frenado. Tras su uso, controle que las herramientas estén en su soporte y correctamente colocadas en su alojamiento: riesgo de lesiones.

Cuando la rueda de repuesto incluya los tornillos, debe utilizar estos tornillos exclusivamente para la rueda de repuesto.

El gato está destinado al cambio de las ruedas. En ningún caso debe emplearse para efectuar una reparación o para meterse debajo del vehículo.