Volver a la lista

CAJA DE VELOCIDADES AUTOMÁTICA, PALANCA MANUAL

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Palanca de selección 1

P: aparcamiento

R: marcha atrás

N: punto muerto

D: modo automático

La pantalla 4 en el cuadro de instrumentos indica la posición seleccionada en la palanca de selección 1 o muestra la marcha metida en modo manual.

Nota: Pulse el botón 2 para salir de la posición P o cambiar de la posición D o N a la posición R o P.

Puesta en marcha

Con la palanca de velocidades 1 en la posición P, arranque el motor.

Para abandonar la posición P, es imperativo pisar el pedal de freno antes de pulsar el botón de desbloqueo 2.

Con el freno pisado (el testigo 3 de la pantalla se apaga), abandone la posición P.

El paso de la palanca a la posición D o R debe hacerse exclusivamente con el vehículo parado, con el freno pisado y sin acelerar.

Conducción en modo automático

Ponga la palanca 1 en posición D.

En la mayoría de las condiciones de circulación, no necesitará mover más la palanca: las velocidades cambiarán solas, en el momento preciso y al régimen del motor convenido, ya que el «automatismo» tiene en cuenta la carga del vehículo, el perfil de la carretera y el estilo de conducción elegido.

Conducción económica

En carretera, deje siempre la palanca en posición D, si se pisa ligeramente el pedal del acelerador, las marchas cambiarán automáticamente a un régimen del motor más bajo.

Aceleraciones y adelantamientos

Pise a fondo y con decisión el pedal del acelerador.

Ello permitirá, dependiendo de las posibilidades del motor, la reducción de la caja automática a la marcha óptima.

Palancas de cambio de velocidad 56

Según el vehículo, puede utilizar las palancas 5 y 6 para cambiar de marcha cuando la palanca está en posición D.

5: Cambiar a una marcha inferior.

6: Cambiar a una marcha superior.

Las posiciones P, N y R no son accesibles con las palancas.

Nota: empuje el centro de las palas, no el extremo superior al utilizarlo.

Conducción en modo manual

Al circular en la posición D puede pasar al modo de conducción manual con palancas 56 en el volante. Según el vehículo, hay dos modos de conducción manual disponibles:

- el modo manual «temporal» puede utilizarse para forzar el cambio pulsando brevemente una de las dos palancas. El modo de conducción D y la marcha metida aparecen en el cuadro de instrumentos.

Nota: La caja de velocidades regresa al modo automático D automáticamente si la velocidad seleccionada ya no es óptima para el rendimiento del vehículo o si no se hizo nada con la palanca durante cierto tiempo.

- el modo manual permanente se activa manteniendo pulsada una de las palancas. El modo de conducción M y la marcha metida aparecerán en la pantalla de 7 en el cuadro de instrumentos.

Nota: volver al modo automático manteniendo pulsada la palanca derecha. El modo automático D aparecerá en el cuadro de instrumentos.

En todos los casos:

- para pasar a una marcha inferior, pulse la palanca izquierda;

- para pasar a una marcha superior, presione la palanca derecha.

Casos particulares

En ciertas condiciones de conducción (que dan como resultado, por ejemplo, protección del motor, activación del programa de control dinámico de conducción: ESC etc.) el sistema automático puede imponer la marcha.

Igualmente, para evitar «falsas maniobras», el cambio de marcha puede ser rechazado por «el automatismo»: en este caso la visualización de la relación parpadea unos segundos para avisarle.

Situaciones excepcionales

- Si el tipo de carretera o el clima (ascensos pronunciados, pendientes ascendentes repentinas, mucha nieve, arena o barro) dificultan mantenerse en modo automático, dependiendo del vehículo, se recomienda pasar al modo manual con las palancas. Se trata de evitar los cambios sucesivos de marcha requeridos por el «automatismo» en subidas, y obtener un freno motor en caso de descensos prolongados.

- Con tiempo muy frío, para evitar que el motor se cale, espere unos instantes antes de salir de la posición P o N y poner la palanca en DR.

Estacionamiento del vehículo

Una vez inmovilizado el vehículo, manteniendo el freno pisado, sitúe la palanca en posición P: la caja se queda en punto muerto y las ruedas motrices son bloqueadas mecánicamente por la transmisión.

Asegúrese de que el freno de aparcamiento asistido esté puesto.

En subidas, para permanecer con el vehículo parado, no deje el pie en el acelerador.

Riesgo de sobrecalentamiento de la caja de velocidades automática.

Por razones de seguridad, no corte nunca el contacto antes de la parada completa del vehículo.

Si el bastidor del vehículo sufre un choque al realizar maniobras (ejemplo: contacto con un bolardo, un bordillo sobreelevado u otro mobiliario urbano), el vehículo puede sufrir daños (ejemplo: deformación de un eje).

Para evitar los riesgos de accidente, haga que un Representante de la marca controle su vehículo.

Frecuencia de mantenimiento

Consulte el manual de mantenimiento de su vehículo o póngase en contacto con un representante de la marca para comprobar si la caja de velocidades automática requiere mantenimiento programado.

Si no requiere mantenimiento, no hay que completar el nivel de aceite.

Anomalías de funcionamiento

- al circular, si aparece el mensaje «Revisar la caja de cambios» en el cuadro de instrumentos, indica que se ha producido una anomalía.

Consulte lo antes posible a un Representante de la marca;

- circulando, si aparece el mensaje «Alta temperatura caja de cambios» en el cuadro de instrumentos, deténgase lo antes posible para dejar que la caja de velocidades se enfríe y desaparezca el mensaje;

- Solución de problemas de un vehículo con caja automática REMOLCADO: en caso de avería.

Al arrancar, si la palanca se queda bloqueada en P al presionar el pedal de freno (p. ej.: avería de la batería), es posible soltar manualmente la palanca para desbloquear las ruedas motrices. Para ello, suelte la base del fuelle y pulse el botón 9 pulsando simultáneamente el botón 8 en la palanca para desbloquearla y pasar a la posición N.

Consulte lo antes posible a un Representante de la marca.